Bravely Default: Flying Fairy (Nintendo 3DS)

A veces llegan videojuegos que sin hacer mucho ruido que consiguen hacerse con el favor de la crítica. Hablamos de Bravely Default: Flying Fairy para Nintendo 3DS, la nueva obra de Square Enix. Este título ha llegado a las tiendas europeas y japonesas en diciembre, y a las americanas lo hará en Enero de 2014.

Bravely Default

¿Y qué es Bravely Default? Pues un juego de rol japonés como los de antaño. Ahora que la saga Final Fantasy se encamina cada vez más hacia otros derroteros jugables, en Bravely Default volvemos a encontrar muñecos cabezones, peleas por turnos y encuentros aleatorios. Todo un homenaje a la época dorada del género en los 8 y 16 bits.

El juego ha sido desarrollado por el estudio japonés Silicon Studio para Square Enix y dirigido por Kensuke Nakahara. En un principio se desarrolló como continuación espiritual a Final Fantasy: The 4 heroes of Light, pero por alguna razón Square Enix decidió otorgarle un nombre original y fundar una nueva franquicia. Pero sí que toma prestados muchos elementos de Final Fantasy, y los combina con otros originales para dar lugar a un nuevo, y a la vez clásico, JRPG.

Así pues, en Bravely Default encontraremos muchas cosas que nos harán sentir un deja vu: barcos voladores, un mapa sobre el que deambular a placer, los clásicos conjuros de magia blanca y negra (Cura, Piro, etc.) y hasta invocaciones.

Mapa de Bravely Default

 Esto, niños, es un mapa

La historia debería resultar familiar a todo aficionado a la saga. Existen cuatro cristales elementales que por alguna razón, están perdiendo su poder, lo que encamina al mundo a una catástrofe. Pero cuatro Guerreros de la Luz adolescentes (y previsiblemente huérfanos) deberán embarcarse en una épica gesta para devolver a los cristales a su pasada gloria y enderezar la situación. Esperemos que a partir de tan manido argumento, la narrativa sea capaz de evolucionar y traernos sorpresas.

En lo referente a la jugabilidad, encontramos un tradicional sistema de combate basado en turnos que incorpora nuevas mecánicas a fin incrementar la profundidad y estrategia. El juego también implementa un sistema de trabajos heredero de Final Fantasy III y V. Podemos asignar trabajos a nuestros héroes a voluntad (los conocidos mago blanco y negro, monje, etc.)  para que éstos adquieran nuevas habilidades.

Combate Bravely Default

Un combate

Freelancer Mago blanco Mago negro Caballero
 Freelancer Mago Blanco  Mago Negro  Caballero

Pero no todo es clásico. El juego incorpora algunas características poco comunes en los JRPG. Por ejemplo, puede ajustarse la dificultad y la velocidad de juego. ¿Hay muchos o pocos encuentros aleatorios? Pues también puede ajustarse la frecuencia de los mismos. Hasta hay una misión secundaria que consiste en restaurar un pueblo, que está claramente inspirada en los juegos de Facebook o móviles.

Gráficamente, el diseño artístico luce espectacular.  Muñecos poligonales que recorren escenarios pintados a mano que bien parecen acuarelas. En ocasiones se percibe la sensación de estar contemplando un libro infantil desplegable en movimiento. La banda sonora ha sido compuesta por REVO, y a falta de escucharla con mayor detenimiento, puedo adelantar que está a la altura de cualquier superproducción para videoconsola de escritorio. Podéis escucharla en Youtube. Quizá hasta me anime a hacer algún “cover” 😉

Posada de Bravely Default

 No podía faltar una buena posada

Y ahora lo importante… ¿Estamos ante una nueva obra maestra digna de la vieja escuela? ¿O es tan sólo un JRPG trasnochado más? Pues por desgracia no puedo juzgarlo personalmente, pues no tengo Nintendo 3DS (se aceptan donaciones). Pero la crítica está siendo muy positiva. Famitsu le otorgó un 38/40, y en Metacritic lo puntúan con un 86 basándose en 25 críticas. Y ya viene una secuela en camino, llamada Bravely Second.

Eso sí, como viene siendo tristemente habitual, Bravely Default se desarrolló pensando exclusivamente en el mercado japonés. Pero en un afortunado giro de los acontecimientos, Square Enix se animó a comerciarlo en occidente. Esperemos que no suceda como con Xenoblade Chronicles, y se realice una distribución valiente que cubra la demanda.

Para terminar, os dejo con un vídeo promocional del juego:

 

Así pues, parece que estamos ante un nuevo juego que debería estar en la ludoteca de todo aquél que sienta nostalgia hacia los JRPG clásicos, y que tenga una Nintendo 3DS.

¿Y tú? ¿Has jugado?