Magos blancos a lo largo de la saga


Continuamos con la serie de entradas dedicadas a las profesiones más icónicas de la saga Final Fantasy. En este caso, hablaremos de los Magos Blancos.

Como no podía ser de otra manera, los magos blancos comparten con los magos negros su debilidad física pero unos elevados atributos mágicos. No obstante, ambos tipos de magos son fácilmente distinguibles por su atuendo. Tradicionalmente, los magos blancos visten una sencilla túnica blanca con capucha, decorada con un ribete de triángulos rojos. Su armamento habitual consiste en mazas, bastones y varitas.

Magos blancos

Como su nombre indica, la característica principal de los magos blancos es conjurar magia blanca. Esta magia sirve principalmente para restaurar la vida de los miembros del grupo gracias al hechizo Cura. Aparte de la magia curativa, su repertorio también incluye otros conjuros defensivos y de apoyo. Entre ellos, destacamos el valioso conjuro Lázaro, que permite resucitar aliados caídos en combate. Además,  los magos blancos también suelen disponer de un poderoso conjuro ofensivo: Sagrado (también llamado Sanctus en algunos juegos). Por último, en muchos juegos estos magos pueden usar la habilidad Rezar, que restaura ligeramente la vida del grupo sin gastar puntos de magia.

Debemos señalar que el desempleo apenas existe en el gremio de los magos blancos, puesto que se encuentran entre las clases más queridas en cualquier grupo. Una decidida panda de héroes puede aventurarse en una oscura mazmorra sin mago negro, pero jamás se le ocurrirá hacerlo sin contar con uno blanco. Igualmente, todo grupo intentará mantener al mago blanco a salvo de todo mal, puesto que su muerte suele preludiar la derrota definitiva.

Apariciones de Magos Blancos a lo largo de la saga

En Final Fantasy, la magia blanca es una profesión típicamente femenina. ¿Cierto síntoma de machismo japonés? Sea lo que sea, en los distintos títulos de la franquicia podemos encontrar a prominentes magos blancos, como Minwu, Rosa, la princesa Garnet o Yuna. A continuación repasemos a continuación a todos los magos blancos que nos ha ofrecido la serie principal de Final Fantasy.

Final Fantasy I

En los inicios de la saga, los magos blancos eran una de las seis clases que nos daban a elegir para nuestros personajes (los Guerreros de la Luz). De esta manera, cualquiera de nuestros personajes podía vestir la túnica blanca. Estos primigenios magos blancos eran capaces de blandir martillos, característica que no se volvió a repetir en posteriores juegos. Destacar además que esta clase puede evolucionar a una superior, el brujo blanco, con mayor repertorio de conjuros.

Primera aparición de un mago blanco en la saga.

Como nota curiosa deseo añadir que el género del mago blanco es ambiguo, mientras que el de las otras cinco clases es evidentemente masculino. Las reediciones más modernas de este videojuego han dotado al mago blanco de rasgos más claramente femeninos.

Final Fantasy II

En la primera secuela de Final Fantasy contamos con la ayuda de Minwu, un destacado mago blanco leal a la casa Real de Fynn. Cuando el Imperio Palamecia conquistó Fynn, Minwu se transformó en mano derecha de la Princesa Hilda y uno de los principales hombres de la rebelión contra dicho Imperio.

Minwu

Minwu

Este estoico mago, con vestimenta propia de Lawrence de Arabia, se une al grupo de héroes de forma temporal durante un segmento del juego. Su llegada es muy bienvenida, puesto que pone a nuestra disposición tanto su sabiduría como (sobre todo) su amplio repertorio de conjuros.

Minwu es un mago blanco muy destacable en la saga Final Fantasy por varias razones:

  • Hasta la fecha, es el único mago blanco masculino que podemos controlar en toda la saga.
  • Es el primer mago de la saga que dispone de un trasfondo y nombre propios.
  • Es, además, el primer personaje controlable que se une al grupo de forma temporal.
  • Su nombre aparece mencionado en muchos otros capítulos de la saga, siempre como un antiguo mago de gran poder.

Final Fantasy III

Este videojuego implementa un sistema de clases abierto, donde cualquier personaje (los Héroes de la Luz) puede ser un mago blanco a discreción del jugador. Esta clase está disponible casi desde el comienzo de la aventura, tan pronto el jugador alcance el Cristal del Viento. Más avanzado el juego, esta profesión se ve desfasada frente a una nueva, la de devoto. Los devotos son similares a los magos blancos pero pueden lanzar magia blanca de mayor nivel y disponen de mejores atributos mágicos.

FFIII magos blancos

Los personajes de la reedición de Nintendo DS vestidos de Magos Blancos

No existen grandes diferencias frente a los magos blancos de capítulos precedentes. Si acaso, señalar que su repertorio ofensivo está potenciado gracias al hechizo Aero.

Tal y como como ocurría con el primer capítulo, el género del mago blanco es indeterminado. No obstante, los vídeos e ilustraciones que acompañaron al relanzamiento del juego para Nintendo DS y PSP solían representar a la protagonista femenina Refia con el atuendo de mago blanco.

Final Fantasy IV

Este capítulo, primero de la saga en aparecer en Super Nintendo, nos brinda la oportunidad de controlar a dos magos blancos: Rosa Farrell y Porom. Estos dos personajes comparten tanto su género (el femenino) como la capacidad de equipar arcos. Este arma les brinda cierta capacidad de ataque físico desde la seguridad de luchar en la retaguardia del grupo. Además ninguna de las dos viste la tradicional túnica blanca de mago blanco.

 Rosa  Porom
Rosa Porom
  • Rosa representa la quintaesencia del mago blanco en Final Fantasy: una bella mujer de rubios cabellos y blanca tez, dulce y leal, con carácter protector. Y como no puede ser de otra manera, Rosa es el interés amoroso del protagonista, Cecil. A efectos de juego, Rosa dispone de todo el repertorio de magia blanca a su disposición. Además, dispone de las habilidades exclusivas de Apuntar y Rezar. La primera permite a Rosa efectuar un disparo más potente y certero con su arco, al coste de un mayor tiempo de ejecución. La segunda ya ha sido descrita con anterioridad.
  • Porom es una respetuosa y educada muchacha aprendiz de maga. Ella y su hermano mellizo Palom acompañan a Cecil en su peregrinaje para convertirse en paladín.Las aptitudes mágicas de Porom son similares a las de Rosa. Ambas obtienen los mismos conjuros si bien a diferente ritmo. Porom dispone además de una habilidad exclusiva, Llorar, que permite al grupo huir de los combates. Además, puede efectuar poderosos ataques mágicos combinados con su hermano Palom.

Final Fantasy V

El quinto capítulo volvía a implementar un sistema de clases muy similar al de Final Fantasy III. Por tanto, cualquiera de los héroes podía vestirse la tradicional túnica de mago blanco, a discreción del jugador. Esta profesión está disponible tras el colapso del Cristal del Viento.

FFV Magos blancos

La plantilla caracterizada como magos blancos.

En el aspecto jugable, no hay grandes diferencias frente a capítulos anteriores. El rol de estos magos es meramente curativo y de apoyo, dado que  su poder ofensivo se limita exclusivamente a un conjuro de alto nivel: Sagrado. Además disponen de  peores atributos mágicos que los magos negros.

Como nota curiosa, los personajes masculinos llevan la cabeza al descubierto, mientras que las mujeres se la cubren con una capucha blanca. Este hecho podría acarrear que un jugador avispado y observador se arruinara la sorpresa que depara el juego acerca del género de uno de los personajes…

Final Fantasy VI

A partir de este capítulo, la separación entre clases se va volviendo más difusa. Debido a ello, es difícil encontrar un personaje que se fije al arquetipo clásico del mago blanco. De hecho, casi cualquier personaje puede emplear magia curativa, si se equipa con el sper adecuado.

Final Fantasy VII

Este capítulo tampoco dispone de un sistema cerrado de clases, por lo que no existen los magos blancos como tales. Cualquier personaje puede conjurar hechizos de magia blanca si se equipa con la materia adecuada.

No obstante, podemos señalar a Aeris Gainsborough como la más próxima al estereotipo de mago blanco. Aeris es una joven independiente y decidida, que guarda una mística relación con la naturaleza y el planeta en sí.

Aeris

Aeris Gainsborough

Además, Aeris es directamente responsable de la existencia de la Materia Blanca, que permite invocar el conjuro de magia blanca más poderoso: Sagrado. Al contrario que en otros juegos, en Final Fantasy VII el jugador no puede emplear este conjuro en combate, sino que forma parte de la trama.

A efectos de juego, Aeris tiene los mejores atributos mágicos de todo el plantel de personajes, lo que la hace candidata ideal para equiparse con las materias mágicas. Además su arsenal se compone de bastones y varitas, armas típicamente empleadas por los magos blancos. Por último, sus ataques “límite” provocan efectos curativos al resto de personajes del grupo.

Final Fantasy VIII

En este título tampoco es posible distinguir clases entre sí. La magia blanca se debe extraer de los monstruos o puntos de extracción repartidos por el mundo mediante una orden llamada Extraer. Por tanto, cualquier personaje puede hacer uso de dicha orden para utilizar magia blanca o de cualquier otro tipo.

Final Fantasy IX

Este juego supone un regreso a la ambientación medieval clásica de la saga. Por tanto, los magos blancos retornan a la saga en la piel de dos chicas: la princesa Garnett y Eiko Carol. Ambas comparten la magia blanca con la capacidad de hacer invocaciones.

Garnet maga blanca Eiko maga blanca
Garnet Eiko
  • Garnet Von Alexandros es la inocente protagonista femenina de la historia.  Es la heredera al trono de Alexandría, pero al comienzo del juego escapa osadamente de su castillo bajo el pseudónimo de Daga. A fin de pasar desapercibida, se atavía con la tradicional túnica blanca. En su día, este disfraz fue considerado un homenaje a los capítulos clásicos de la saga.
  • Eiko Carol, por otro lado, es una joven muchacha de cabello morado y un pequeño cuerno en la frente. Este cuerno delata su condición de invocadora. El grupo recluta a esta muchacha cerca de la aldea de invocadores donde ella habitaba.

A efectos de juego, el repertorio y poder de las invocaciones de Garnet es más amplio que el de Eiko Carol. En cambio, esta última, dispone de mayor cantidad de conjuros de magia blanca, además de ser el único personaje en poder emplear el conjuro Sanctus (conocido en otros juegos como Sagrado).

Final Fantasy X

En el primer título de la saga para Play Station 2, los personajes van adquiriendo habilidades y conjuros al desplazarse a través de un tablero de esferas. Este sistema permite que, en principio, cualquier personaje se transforme en un mago blanco. En la práctica, el tablero de esferas está dispuesto de tal manera que el rol de mago blanco es asumido casi siempre por Yuna.

Yuna maga blanca

Lady Yuna

Yuna es la protagonista femenina de este juego. Rubia, con heterocromía (un iris de cada color) y un carácter dulce y protector. Pese a su precoz edad, nuestra heroína se convierte en invocadora y emprende un largo peregrinaje a fin de salvar a su mundo, con la única compañía de sus guardianes.

Al igual que ocurría en Final Fantasy IX, Yuna aúna las profesiones de invocadora y de maga blanca. Es el único personaje del juego capaz de invocar eidolones. Hay que decir que nadie se refiere a ella como maga blanca, si bien Yuna cuenta con las tradicionales características de estos magos. Su arsenal incluye bastones como único arma disponible, los clásicos conjuros (curas, sanctus y protecciones), así como la habilidad Rezar.

Final Fantasy X-2

Este juego propone al jugador el sistema de las vestisferas, que en esencia rescata el tradicional sistema de clases de capítulos como el tercero o el quinto. Como no podía ser de otra manera, una de estas clases es la de maga blanca. Esta clase está disponible casi desde el comienzo de la aventura.

FFX2 mago blanco

Las heroínas con sus vestididos de magas blancas “flower power”

En términos de juego, la lista de conjuros de las magas blancas se centra en la curación. Su principal diferencia frente a otros magos blancos de la saga reside en que en este juego, las magas blancas son incapaces de atacar físicamente en combate.

Su atuendo se asemeja mucho al tradicional: túnica y capucha. Eso sí, mantienen la peculiar estética festiva de este juego. Su armamento consiste en bastones. Es de destacar que el bastón que porta Yuna es el mismo que empleaba en Final Fantasy X.

Final Fantasy XI

Los magos blancos son una de las clases básicas que se ofrecen al jugador como profesión inicial. Como es de esperar, se centran en la curación, la magia defensiva y en la eliminación de estados negativos en los jugadores aliados. Tienen también acceso a algunos conjuros de carácter ofensivo, como Lento o Sagrado, si bien el poder de este último no es destacable.

FFXI Mago blanco

Mago blanco en Final Fantasy XI

La raza de los Elvaan son muy apropiados para adentrarse en los caminos de la magia blanca, pues su alto atributo de Mente les hace ser más eficaces en las curas.

Final Fantasy XII

Este juego propone al jugador el tablero de licencias, muy similar al de Final Fantasy X. Pero al contrario que en el décimo capítulo, el duodécimo no fija caminos predeterminados para cada personaje. Como resultado, no podemos señalar a ningún personaje como mago blanco, puesto que cualquiera de ellos puede adquirir conjuros de magia blanca sin dificultades.

Hemos de destacar que la versión internacional de este juego, conocida como “Final Fantasy XII International Zodiac Job System“, sí que implementa un sistema de clases tradicional. El jugador puede asignar la profesión de mago blanco (representados por el signo del zodiaco Aries) a cualquiera de los personajes a voluntad. Es de destacar que no se producen cambios de apariencia en el personaje debido a su clase, es decir, no veremos túnicas blancas.

En esta versión, los magos blancos se ajustan al patrón conocido: magia curativa y defensiva. Pueden equiparse varitas y, curiosamente, algunos tipos de espadas.

Final Fantasy XIII

Siguiendo la tradición de las entregas anteriores, este título presenta el Cristarium, una evolución del tablero de esferas y el de licencias vistos anteriormente. Cada personaje es capaz de asumir distintos roles prefijados, y para cada rol existe un tablero específico. Avanzando por este tablero, el personaje aumentará su poder y ganará nuevas habilidades y conjuros.

No existe, por tanto, ningún personaje que podamos definir como mago blanco. Pero existe el rol del Sanador que se le asemeja en gran medida. Este rol se basa exclusivamente en el lanzamiento de las tradicionales curas, así como en la eliminación de estados alterados.

En Final Fantasy XIII sólo hay dos personajes que pueden adquirir todas las habilidades del rol de sanadores, estos son Vanille y Hope. La secuela Final Fantasy XIII-2 implementa un sistema de roles similar. En este caso, los personajes que tienen acceso al rol de sanador son Noel y Serah. Hay que decir que mientras que el primero es capaz de avanzar más a lo largo del tablero de sanador, en la práctica es Serah la que suele asumir este papel, puesto que dispone de mejores atributos mágicos.

Vanille Hope Noel Serah maga blanca
Vanille Hope Noel Serah vestida de maga blanca

Recordemos además que todos estos personajes asumen más roles aparte del de sanador. Por tanto, y al contrario que los tradicionales magos blancos, los sanadores de FFXIII son más versátiles en batalla y muy capaces de infringir daño a sus enemigos. Además su aspecto físico y atuendo nada tiene que ver con la tradicional túnica blanca.

Existe, eso sí, un pequeño guiño a nuestros genuinos magos blancos. En FFXIII-2 es posible adquirir un vestidito vía DLC para Serah, que se inspira vagamente en la túnica de los magos blancos.

Final Fantasy XIV

Según el trasfondo de este juego, el arte arcano de la magia blanca fue corrompido y pervertido por el ansia de poder de los magos blancos hace largo tiempo. Esto fue origen de grandes catástrofes, por lo que finalmente se decidió abandonar el uso de dicha magia. Pero ahora, la raza de los Padjal están restaurando este antiguo poder y trasmitiéndolo tan sólo a aquellos que demuestren merecerlo.

Lalafel mago blanco

Un Lalafell mago blanco

A efectos de juego, esta historia se traduce en que no es posible comenzar en Final Fantasy XIV como un mago blanco, sino que es una clase oculta que deberemos desbloquear. Para ello hay que reunir una serie de requisitos. Concretamente, es preciso llegar a Conjurador nivel 30 y a Arcanista nivel 15 y superar una misión específica. Tras cumplir estos pasos, se nos brindará la opción de acogernos a esta clase, ampliando nuestro repertorio de magia curativa. Además mantendremos los conjuros de los que ya dispusiéramos.

Es también posible conseguir la famosa túnica blanca ribeteada de rojo superando una serie de misiones específicas para nuestra clase.

Un saludo,
tifita